CARGANDO

Escribe para buscar

Bares LIFESTYLE Men

El arte de fabricar puros: entrevista con Alejandro Turrent

Compartir

Una de las razones por la que abrimos esta tabaquera es para eso, invitar a la gente que nos conozca, que conozca el arte del puro…”

Alejandro Turrent

Casa Turrent es un espacio para disfrutar puros mexicanos, hechos con la mejor calidad, que cuida hasta el último detalle para que su sabor sea uno inolvidable. Alejandro Turrent nos cuenta sobre todo el proceso para crear el puro perfecto, así como del negocio familiar y su trayectoria, que inicia como solamente productores de tabaco, hasta crear su propia fábrica y línea de puros.

1.- ¿Nos podrías contar un poco sobre tu trayectoria en el medio?

Empecé a trabajar con mi papá en el negocio familiar en la fábrica de puros, nosotros tenemos dos divisiones: una es la siembra de tabaco y la otra es la fabricación de puros. Yo me encaminé cuando llegué a San Andrés, como se llama el lugar en donde estamos; lo que hice fue dedicarme al negocio de los puros.

El negocio del tabaco es algo completamente diferente, es algo por separado, de eso aprendí cuando era niño, cuando era muy joven. Cuando iba de vacaciones mi papá me llevaba al campo, a los almacenes donde guardamos el tabaco, donde lo procesamos, y esa fue mi experiencia en esa área.

Cuando llegué a trabajar me enfoqué al negocio de los puros, empecé aprendiendo un poco de todo y de ahí me fui enfocando un poco más a la venta, la mercadotecnia, sobre todo a la parte de exportación y por supuesto a la fabricación. Lo que implica la fabricación, el proceso previo de la materia prima del tabaco, que ahí es en donde está gran parte del chiste, el añejamiento, bueno el proceso que se haga de la manera indicada del añejamiento. Fabricación, venta, mercadotecnia y exportación, esa ha sido mi trayectoria.

2.- ¿Cuáles crees que son los mayores retos de la industria de puros a nivel nacional e internacional?

El principal reto son las regulaciones por parte de las dependencias de salud. La diferencia entre el puro y los demás productos de tabaco es que el puro es algo que, para empezar, la gran diferencia es que fumando de la manera como se debe, que quiere decir que no le des el golpe, no te crea adicción, por una razón científica pero cierta. No es un cuento, no es algo que me estoy inventando, existe la justificación, el estudio por organismos serios y ellos determinaron que no te crea adicción, a comparación de otros productos de tabaco, es el parte aguas porque al no haber adicción entonces ¿cuál es el problema? Ahora que todos dicen: ¿qué hace daño? Bueno pues hacen daño muchas cosas, el chocolate hace daño, el licor, que es algo muy curioso, ¿cuántas muertes causa al año por accidentes? A nosotros nos regulan de una manera más estricta y sin conocimientos. Entonces contestando a tu pregunta, las regulaciones son lo que más nos preocupa.

3.- ¿Nos puedes contar un poco sobre la historia de puros Turrent?

Como te decía, mi familia empezó en 1880 con mi tatarabuelo, mi papá es la cuarta generación, yo sería la quinta, pero yo no me dedico a la siembra del tabaco. Desde 1880 empieza el primer Turrent a sembrar tabaco en San Andrés Tuxtla, Veracruz, donde la tierra y el clima son propicios para la siembra de este cultivo y de ahí hemos tenido mucha suerte. No hemos dejado de producir tabaco, tuvimos ahí situaciones durante la primera guerra mundial, en algún momento con la reforma agraria, pero hemos sembrado tabaco continuamente desde entonces. Es algo de lo que estamos orgullosos, esa es la parte de la siembra: La Casa Turrent.

Lo de los puros es algo en donde incursionamos en el año de 1973, los dueños originales de la marca de puro con la que empezó la fábrica, la marca de puros se llama “Te Amo”, esta marca la crearon unos americanos. En el 72 ó 73 la pusieron a la venta y fue cuando mi familia decidió invertir en el negocio, más o menos por ahí. Nosotros le compramos a los demás socios que quedaban, que ya no eran los mismos que empezaron, pero se le compró su parte y nos quedamos al 100% con el negocio de la fabricación de puros.  Por cuestión de imagen, o para que fuera más fácil identificarnos, a los dos negocios les llamamos Casa Turrent. Eso es un poquito de la historia de los dos negocios.

4.- ¿Con qué obstáculo debe enfrentarse la industria en la actualidad?

Ya hablamos de las regulaciones, pero más que obstáculos yo diría retos, como el crecer la base de consumidores de puros. ¿Cuáles serían esos retos? Pues enseñar a la gente a fumar, a veces muchos le tienen miedo porque piensan que fumar puro es de gente de mucho dinero y pues no es cierto, hay puros buenos de diferentes precios, claro que un puro económico pues si te cuesta algo, es decir, no es para todos, pero no necesitas ser rico para tener acceso a los puros y disfrutarlos.

La gente piensa que los puros son fuertes y no necesariamente son fuertes, la gente piensa que el set tiene que ser muy especial, como que estés sentado en un sillón muy elegante, y eso es un mito. También piensan que para fumar un puro tienes que fumarlo al lado de una copa de cognac, igual es mentira, o piensa que el puro lo tienes que prender forzosamente con cerillo, tampoco es cierto. En fin, la gente tiene muchas ideas erróneas del puro y todo lo que hay alrededor, que hace daño, por ejemplo.

Entonces yo creo que son los retos que, por lo menos yo como persona encargada de ventas y marketing, es lo que todo el tiempo tengo que enseñar. Una de las razones por la que abrimos esta tabaquera es para eso, invitar a la gente que nos conozca, que conozca el arte del puro, que si le gusta que comience a probar, a ver si es algo para él.

5.- ¿Cuál es el proceso de elaboración de un puro?

Un puro está compuesto de tres partes, la capa, la envoltura, la otra se llama banda que es lo que le da sustento a lo de adentro, que se llama tripa. Por lo tanto son éstas tres partes: la capa, la banda y la tripa. La capa es una media hoja, se utiliza para envolver el puro al igual que la banda y la tripa ya es un conjunto de hojas, son 5 hojas dependiendo del grosor del puro. El chiste es que se encuentre una combinación en las hojas que te den un sabor y te den una fortaleza, te den una sensación agradable.

El puro tiene que tener aroma, complejidad, cierta fortaleza y balance, tiene que dejar el paladar limpio. ¿Por qué te comento esto? Porque parece que son cosas obvias para que sea agradable. Pero sucede muchas veces lo contrario, a veces los puros son muy ásperos, o pican, o no combinan bien el sabor, o le gana la fortaleza más que a el sabor, en fin. Entonces esa combinación de hojas debe de ser de tal manera que se den esas cosas que acabo de mencionar.

Ahora, las combinaciones son muchísimas, las opciones que tienes para empezar, pues una planta tiene hojas arriba y abajo, las de arriba tienen un sabor y las de abajo otro, cada una sabe diferente, entonces puedes hacer una combinación entre ellas y tener un sabor “x”, y puedes hacer otra combinación donde le pongas más de una de las hojas y te da un sabor “y”. Esa es una variable, en cuanto fortaleza y sabor del puro, de qué parte de la hoja venga, otra es el tipo de semilla. Hay diferentes tipos de tabaco, dentro de la categoría de tabacos para puro, porque hay dos grandes ramificaciones: el tabaco para cigarrillos y tabaco para puros; entonces dentro de la categoría de tabacos para puro hay muchos, por lo tanto, también ese es otro factor.

Obviamente sería el primero qué variedad de semilla es, luego de qué parte de la planta vienen las hojas, otra variable es en dónde está sembrado ese tabaco, que país la está produciendo, qué zonas dentro de ese país. Aquí en México nada más existe la zona San Andrés Tuxtla, que es catalogada como la mejor zona para tabaco para puros aquí, Tabasco también está reconocida, pero ahí casi no se siembra. Luego en Centroamérica está Nicaragua, ahí tienen tres regiones donde se siembra tabaco y cada región le cambia el sabor al tabaco siendo de la misma semilla; Honduras también tiene y República Dominicana.

Entonces tienes mucho material con que jugar y de ahí el proceso debe de ser lento, para que el tabaco vaya deshaciéndose de las propiedades que no deben de ir. El tabaco tiene amoniaco, obviamente mucha nicotina, por lo tanto todo eso durante el proceso de fermentación se va eliminando. Pero si lo haces de una manera muy intensa, muy brusca, pues también se van sabores del tabaco, que es lo que no quieres, entonces lo tienes que hacer de una manera lenta. Tiene su chiste, le tienes que saber, debes de dejar que el tabaco descanse un rato, pueden ser tres meses, pueden ser seis, pueden ser dos años… obviamente entre más dejas al tabaco descansar más caros te salen los puros.

Todo esto es parte de la elaboración del puro, te estoy hablando del proceso post-cosecha del tabaco porque si me voy para atrás es otro rollo, ya es más relacionado al campo. Algo que vale la pena mencionar, después de que se cosecha el tabaco se cuelga en unas casas de secado y de curado, se le llaman galeras, donde se seca la hoja, cambia de verde a café. Tiene que tener ciertas condiciones de humedad y temperatura para que la hoja seque o cure, como se le llama apropiadamente, sino eso también te afecta en el tono y en el sabor del tabaco, o sea ten el color y el sabor y ya de ahí empieza todo lo que dije: el proceso de fermentación, luego el proceso de añejamiento, luego la selección.

A simple vista las hojas son iguales, pero si las ves con detenimiento puedes ver que una es más gruesa que otra o un tono de color más claro, se hace una clasificación para ordenar las hojas conforme a su clase y si tú decides usar estas hojas para una marca, siempre tienen que ser esas hojas, es lo que te da la consistencia y después de hacer el puro, el proceso final, tienes que dejarlo reposar seis meses aproximadamente. Hay unos que no requieren tanto tiempo por el tipo de tabaco o por el tamaño, pueden ser hasta cuatro meses, y luego hay otros que necesitan siete meses o hasta más. Ese es a grandes rasgos el proceso de la elaboración del puro.

¿Entonces para la elaboración del puro Turrent usan, aparte de lo que ustedes producen, tabaco de otros países?

Nosotros para algunas líneas usamos tabaco de otros países, sí.

6.- ¿Qué es lo que más te apasiona de la creación de puros?

Todo, desde el campo hasta la comercialización, pasando por el proceso que te acabo de mencionar de fermentación, de añejamiento, de selección muy cambiante, en el campo la actividad la siembra. Aunque ahí no estoy eso no quiere decir que no me gusta, pero en el campo siempre es una pelea con el clima, con algunas enfermedades que le dan al tabaco, cosas que a veces no puedes controlar. Es muy padre ver cuando empiezas a sembrar y luego cuando estás cosechando, cuando finalmente se dio lo que tenías pensado producir y ver los avances. Ver que el tabaco va trabajando bien, va tomando aromas, va tomando color, es padre porque te permite hacer los puros como tú los quieres, con el sabor, con las características que buscas y luego venderlos es muy interesante, muy emocionante sobre todo cuando a alguien les gusta o te reconoce.

Nosotros llevamos grupos todo el tiempo de Estados Unidos y de Europa a San Andrés para enseñarles el proceso y todo mundo se va impactado, porque nadie se imagina lo largo que es el proceso, lo interesante, lo complejo, entonces es cuando valoran mucho el puro. Es lo que pasa también con los clientes, cuando le estás explicando todo esto dicen “ah caray no sabía”, y también cuando estás explicando las peculiaridades del tabaco, que es diferente, que no es como los demás, y les gusta eso. Es una satisfacción muy padre.

7.- Desde tu punto de vista, ¿qué es lo más importante en un puro para que sea de buena calidad?

Hay dos cosas, una, el puro debe tener una excelente relación precio calidad, si compras un puro de diez pesos no pidas que te sepa como uno de 500 pesos, se va a fumar, va a echar humo, pero va tener ciertas características que igual no van a ser las mejores, los sabores. Hablando de un puro de calidad, ¿qué es lo que tiene que tener? Tiene que tener una muy buena presentación, una buena imagen, que tú nada más de verlo se te haga agua la boca, es algo psicológico ya que no porque esté bonito va a cambiar mucho el sabor, pero si estás ofreciendo un puro de buena calidad al menos la apariencia debe ser muy buena.

El forjado debe de ser parejo, nosotros cuando revisamos los puros en San Andrés, en el área de control de calidad, lo que vemos es que la perilla, que es la parte de hasta arriba, esté hecha como debe de ser. Hay varias formas de hacerla, nosotros escogimos una pensamos que es la que más bonita, se ve un acabado muy estético y todos los puros que salen deben de llevar ese acabado. Hablando como marca, pues algo que se vea bonito, tú vas a ver unos puros que tienen como un gorrito hasta arriba, como que no se ven bonitos, el puro te va a saber igual, pero tiene que ver la estética. El sabor va a ser el mismo, con un gorrito bonito o feo, en el aspecto de la calidad entonces es la apariencia que la hoja de afuera se vea brillosita, se vea bonita, que se te antoje la construcción, que esté relleno exactamente igual de arriba abajo, que no esté muy suave o que este muy duro.

Hablando del sabor, eso es algo muy de cada quien, pero lo que si no puede tener es que no debe de ser un puro que no te sepa a nada, un puro te debe dar sabor a algo, mejor si es algo agradable, pero te tiene que saber a algo, tiene que tener cierta fortaleza, que te golpeé tantito. Hay fortalezas de uno a diez, pero que no sea cero, que te sepa a algo. Cuando sobre-fermentas un tabaco pierde cosas, un buen puro debe de tener apariencia, fortaleza, sabor, te tiene que dejar el paladar limpio. ¿A qué me refiero con el paladar limpio? Que no te quede un retrogusto muy amargo o muy terroso, un sabor que te dure tres horas. Te fumaste el puro, saboreaste el puro, pero al final en el paladar, la lengua, en la garganta, si no tiene varias cosas que debe de tener, te puede dejar ese retrogusto desagradable. El chiste es que te deje un retrogusto limpio y eso sucede muchas veces, hay puro que tal vez los disfrutes en la fumada, pero ese retrogusto nada más no.

Hay un aspecto que la gente menciona, que es el como si fuera de calidad, que es el tiro. Éste es la resistencia que opone el puro a la hora de estarle jalando el aire y hay puros que tienen mucha resistencia, que tienen mal tiro, sobre todo los puros cubanos, que eso es algo que a mí me sorprende, por lo que valen, son caros, pues te deberían de dar todos estos aspectos de calidad que te menciono y el tiro ni se diga, la gente lo considera como un tema de calidad, pero no lo es. Es un deber, es algo que ya debe de ser dado por hecho, es como si compras un agua y no puedes abrir la tapa.

Hay diferentes tiros, hay unos más fáciles, que con que tantito les jalas, y hay unos menos fáciles. Hay un margen de tolerancia, pero los puros cubanos tienen el problema que la mayoría de las ocasiones no tiran, y no lo digo yo nada más, lo dicen mis clientes y lo dice mucha gente, es algo que se conoce en todo el mundo. Pero ahí sí, ellos tienen la ventaja de que fueron los primeros, hace muchísimos años, indiscutiblemente el tabaco tiene un sabor bueno, así como también el tabaco de nosotros aquí en México. A lo que voy es, como fueron los primeros y eran buenos, tenía buen sabor, se quedaron con la fama, como dicen “crea fama y échate a dormir”. Se quedaron con la pura fama, sin embargo, el mercado está bajando para ellos a nivel mundial, la gente que antes fumaba únicamente cubanos ahora están cambiando a puros como los nuestros o de República Dominicana.

Ya me desvié un poquito, lo que te quería decir es que tiene que ver con la calidad. ¿Qué tiene que tener un puro? Pues eso, y lo del tiro que no es un aspecto de calidad, el puro debe de tener el tiro, pues eso básicamente.

8.- ¿Qué piensas sobre la importancia de los puros mexicanos?

Los puros mexicanos están dentro del top 5, Nicaragua y República Dominicana se pelean el número uno, de ahí Cuba, luego Honduras y de ahí México. Tenemos todavía mucho camino por andar, pero la posición tiene que ver mucho con, uno, el tiempo que llevan los otros países produciendo puros y dos con el número de fábricas que hay en estos lados en México. Somos como 5 fabricantes, estamos nosotros y está otra que es un poco más chica que nosotros y de ahí el resto, los tres que faltan son mucho más chicos. Entonces contra 20 fábricas que hay en Nicaragua, de buen tamaño, más otras 30 que son mucho más chiquitas. En Cuba las fabricas son una sociedad entre el gobierno con industria privada, hay varias fábricas, pero todas son del mismo, aun así, está la de Partagas, está la de Cohiba.

En Cuba es diferente, pero República Dominicana, Nicaragua, Honduras, tienen más tiempo y más fábricas comparadas con las que tenemos aquí, y te comento esto porque la fama tiene que ver con el número de marcas que hay en cada uno de los países productores, entonces pues si necesitamos más productores o, nosotros es algo que estamos haciendo ya, elaborar más marcas, no quedarnos nada más con una.

La importancia en cuanto al mundo del puro, México tiene mucha importancia porque muchos fabricantes de estos países que te menciono utilizan y consumen tabaco de México, nosotros le vendemos hojas a otros fabricantes, todos estos países consumen tabaco mexicano, todos lo saben. ¿Por qué lo usan? Para que las mezclas sean diferentes, los sabores sean diferentes. Pero si México tiene mucha importancia en el mundo de los puros a nivel mundial, lo que te puedo decir es que estamos en el quinto lugar y cada año crecemos mucho más y la percepción hoy en día de los puros mexicanos para el cliente es muy bueno, no es que fuera mala, era desconocida, no sabían cómo sabían los puros mexicanos.

Yo creo que ahora ha cambiado mucho esto, es a nivel global y en México uno de los problemas que tenemos es el famoso malinchismo, la gente muchas veces prefiere tomar vinos de otros lados o fumar puros de otros lados en lugar de los que se hacen aquí. Tendrán sus razones o sus malas experiencias, pero mira, por ejemplo, el vino que ayer probé, uno de aquí, de México, un Casa Madero que tenía años que no lo tomaba y me encantó, no se mucho de vinos, pero sé lo que me gusta y no me gusta. Esto mismo en los puros, así como en los vinos han mejorado, también nosotros hemos mejorado mucho. Eso es otra razón por la que estamos abriendo tiendas, para enseñarles a las personas de nosotros, por qué tienen que probar nuestros puros, cuáles son las diferencias en sabor de nuestros puros con otros, también enseñarles, mostrarles que igual tenemos muy buena calidad, que nuestra fabricación está al nivel o mejor que muchas otras fábricas de estos lados donde se producen los puros, que el sabor también es muy competitivo con sabores de otros puros. Ese es más o menos el nivel del tabaco y el puro mexicano.

9.- ¿Cuál es tu puro favorito?

Nosotros los hacemos para satisfacer a los clientes, obviamente siempre empieza cuando lo estás desarrollando, que tenga todas estas características de calidad, pero al final el que manda es el cliente, entonces yo fumo de todos de nuestros puros mis favoritos. Yo creo que son todos, lo único que cambia es el momento de cuándo me lo voy a fumar y la compañía, el qué voy comer, qué voy a tomar, el humor, el tiempo, es lo que me hace tomar una decisión.

Facebook Comments
xxx tube