CARGANDO

Escribe para buscar

ACTUALIDAD Global

Los Grandes Aliados De La Tierra Para Combatir El Cambio Climático

Compartir

Por Flor Aydeé Rodríguez Campos

Los bosques y los océanos, forman el principal órgano respiratorio del planeta. Son de vital importancia para mantener la vida en la Tierra y desempeñan un papel importante en la lucha contra el cambio climático.

En diciembre de 2019 se llevó a cabo la vigesimoquinta Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP25. Esta edición se caracterizó por la falta de un acuerdo para acelerar y robustecer las medidas contra el calentamiento global pues, fueron pocos los países que presentaron planes con compromisos concretos de recorte de emisiones de conformidad con los lineamientos del Acuerdo de París. La COP25 solo pudo concluir con un llamado a las naciones a presentar metas más ambiciosas de reducción de esas emisiones para el 2020.

Pero ¿Qué es el Acuerdo de París de 2015?, es un acuerdo mundial vinculante para evitar un cambio climático peligroso, el Acuerdo establece un plan de acción para limitar el calentamiento global muy por debajo de 2 ºC. Además, de aumentar la capacidad de los países para enfrentar los efectos del cambio climático y lograr que la financiación sea coherente pues, se pretende un nivel bajo de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Sin embargo y a pesar de los esfuerzos en las conferencias sobre el Cambio Climático y los diversos Acuerdos, el planeta sigue sin tener el impacto positivo deseado. Los fenómenos meteorológicos extremos son recurrentes y como consecuencia hay escasez de agua y degradación del suelo, no podemos negar que estamos ante una crisis climática. Se estima que en este siglo las temperaturas aumenten 3.2ºC, esto causaría extinciones masivas y grandes partes del planeta serán inhabitables por tanto, para alcanzar la meta establecida de 1.5ºC las emisiones deben reducirse ahora y caer 7.6 por ciento cada año a partir del 2020.  Esto significa que los países deben aumentar cinco veces los esfuerzos de sus compromisos.

Para poder resolver la crisis los países que más emisiones de GEI producen, tienen más oportunidades de acceder y producir tecnología limpia, energías renovables y movilidad eléctrica, pero existe una medida que hemos perdido de vista y que se encuentra al alcance de todos las naciones e incluso de todas las personas, los grandes aliados de la Tierra, los árboles.

Como sabemos los árboles nos proporcionan enormes beneficios: absorben el CO2, remueven y almacenan el carbono al tiempo que liberan oxígeno al aire, ahorran agua, pueden hacer descender hasta 8 grados la temperatura del aire, protegen de los rayos UV-B, proporcionan alimento, limpian el aire y hasta han resultado ser curativos. Pero estos beneficios van más allá pues, la protección y la mejora de los bosques del mundo es una de las formas más rentables de luchar contra el calentamiento global, estos actúan como sumideros de carbono y absorben aproximadamente 2000 millones de toneladas de dióxido de carbono cada año.

 Se ha observado que si existe una gestión forestal sostenible que cumpla en su totalidad con las medidas adecuadas, los árboles podrían ser suficientes para limitar el calentamiento por debajo de los 2° C  y reducir las emisiones GEI para el 2050. Al respecto existe un proyecto ecológico, sostenible y pionero que comenzó en 2007 financiado por la ONU, la Gran Muralla Verde (Great Green Wall), que para 2030 busca busca construir una barrera de millones de árboles en una extensión de 8,000 kilómetros que atraviese el continente africano, específicamente para proteger el Sahara y el Sahel de la desertificación. Pero no solo se trata solo de plantar una enorme muralla y recuperar árboles sino que es todo un programa de desarrollo rural en las zonas cuyos métodos ya se exportan a lugares como Haití o Fiji.

En estos primeros 13 años, tan sólo Senegal ha plantado 12 millones de árboles en 25 mil hectáreas; Etiopía ha hecho recatado 15 millones de hectáreas, y Nigeria 5 millones, mientras se han generado 20 mil empleos. Pero ¿Por qué en África?, porque actualmente se estima que para 2050 cerca del 70 por ciento de la población mundial vivirá en ciudades, y gran parte de este crecimiento se producirá en urbes de África y Asia, que están viviendo una urbanización mucho más acelerada que en otros lugares del planeta. Es por ello que los principales organismos responsables de frenar los efectos devastadores del clima están haciendo hincapié en la necesidad de dedicar más recursos en planificación del uso de la tierra para que el impacto ambiental sea menor.

Los bosques y árboles urbanos son determinantes a la hora de hacer frente y combatir el cambio climático a nivel mundial, así que seamos reflexivos y cada que tengas un árbol frente a ti recuerda que ha sido testigo de muchas vida a lo largo del tiempo pero sobre todo que es un gran aliado de de la tierra. Tomemos acciones climáticas y fomentemos la plantación de árboles también en las grandes ciudades. Ya decía  el escritor Uruguayo Constancio Cecilio Vigil “Además de filósofo, historiador y poeta, el árbol es profeta. Contad los árboles de una nación y leerás su porvenir. Nada grande hay que esperar de los países sin abundancia de árboles”.

Fuentes

ONU

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

Great Green Wall

Programa De Las Naciones Unidas Para El Medio Ambiente

Facebook Comments
xxx tube