CARGANDO

Escribe para buscar

Food GOURMET

Las mejores recetas con Matcha: Galletas y Pocky Matcha

Compartir

El Té de Matcha se obtiene al pulverizar las hojas del té verde, cosechadas de manera especial y trabajadas por un largo proceso de secado, selección y limpieza. Así se obtienen muchos beneficios de esta planta, como las propiedades antioxidantes, y el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Además, es un poderoso energetizante, usado comúnmente en Japón para la meditación, ya que induce un estado de tranquilidad, pero sin somnolencia. Una especie de tranquilidad-alerta.

La Matcha se consume por lo general como té frío o caliente. Sin embargo, por su presentación, es fácil de incluir en cualquier dieta, y no solo eso.

 

La Matcha es un ingrediente que puede usarse para hacer muchas recetas. Además de el delicioso sabor de té verde que da a los platillo, los beneficios que nuestro organismo obtiene de su consumo son invaluables. Algunos de los principales aportes de la Matcha al organismo son:

  • Una gran cantidad de antioxidantes, de los que destaca el poderoso EGCg (galato de epigalocatequina)
  • Acelera el metabolismo y la quema de calorías.
  • Tienes una desintoxicación natural y efectiva.
  • Relaja la mente y el cuerpo.
  • Es rico en fibra, clorofila y vitaminas.
  • Ayuda a mejorar el humor y la concentración.
  • Aporta vitamina C, selenio, cromo, znc y magnesio.
  • Ayuda a prevenir varias enfermedades ya que fortalece el sistema inmunológico.
  • Disminuye el colesterol y la glucosa.

Por eso creemos que puede ser muy valioso conocer algunas recetas con matcha.

Matcha cookies – Galletas de té verde matcha-

Ingredientes:

1 o 2 cucharaditas de té verde matcha en polvo

250g de harina

75g de azúcar

1 huevo

1 cucharadita de levadura en polvo

80 ml de aceite de girasol

1/2 cucharada sopera de maizena o katakuriko

25 ml de agua y una pizca de sal

 

Elaboración:

1. En un bowl grande mezcla primero los ingredientes secos. Tamiza la harina, incorpora la levadura, la maizena y el azúcar. Mezcla bien.

2. Calienta el agua un poco y agrega una o dos cucharaditas de té verde matcha, según si quieres que queden más suaves o más fuertes tanto de color como de sabor. Deja enfriar.

3. Haz un agujero en medio de la mezcla seca, como si fuera un volcán, y añade el huevo, el aceite y la mezcla de agua y matcha, más una pizca de sal.

4. Remueve un poco los ingredientes ayudándote con una amasadora si quieres.

5. Coloca la masa sobre una mesa cubierta con papel de horno, amasa bien con las manos hasta que quede una masa fina y homogénea. Ayúdate con un poco de harina si se te pega mucho en las manos.

6. Con un rodillo aplana la masa hasta que tenga un tamaño como en el de la foto, o más fina si te gustan más crujientes. Puedes utilizar papel de horno encima si se te pega al rodillo.

7. Ayudándote con un cortapastas de la forma que más te guste, vas cortando la masa, aprovechándola al máximo. Retira la masa sobrante, vuelve a amasar, aplana con el rodillo y corta de nuevo con el cortapastas hasta que se termine.

8. Precalienta el horno a 170º, reparte la masa cortada sobre papel de horno e introduce unos 20 minutos o hasta que estén un poco doradas.

9. Deja enfriar.

Nota: Para unas 25 galletas.

 

 

Pocky matcha –

Palitos de pan con chocolate y té verde-

Ingredientes:

180g de chocolate blanco fondant

12-14 grisines (palitos de pan finos)

1 cucharadita de té verde en polvo matcha

2 cucharadas de aceite de girasol

 

Elaboración:

1. En un bowl mezcla el aceite de girasol con el té verde, con un batidor o un chasen, hasta diluirlo completamente.

2. Deshaz poco a poco el chocolate blanco al baño maría o a turnos de veinte segundos en el microondas a baja potencia. Procura no recalentarlo, el chocolate blanco es muy propenso a cortarse. Acaba de deshacerlo con el calor residual.

3. Mezcla el aceite de té matcha con el chocolate blanco hasta que adquiera un bonito tono verde homogéneo.

4. Consigue un bote estrecho y largo donde verter la mezcla. Lo ideal es que sea tan largo como parte de chocolate quieras cubrir en el palito de pan, suele ser unos 3/4 del largo total.

5. Prepara una superficie con papel encerado. Coge cada palito y mételo dentro del bote o tubo (si el chocolate no llega hasta arriba o va bajando, tumba ligeramente el frasco hasta llegar a la boca) cuidado de que el chocolate no rebase ni vuelque. Enrosca el palito dentro del bote para cubrirlo bien de chocolate matcha. Sácalo y retira el exceso. Colócalo sobre el papel encerado con cuidado. Procura no apretar o forzar los palitos porque se rompen.

6. Repite el proceso unas 12-14 veces o hasta acabar el chocolate.

7. Esperar un buen rato (unos 30minutos) a que el chocolate solidifique antes de comer, en la nevera el proceso es mucho más rápido, y si hace calor, fresquitos son mucho más apetecibles.

 

Facebook Comments
xxx tube