CARGANDO

Escribe para buscar

Arte CULTURA

Enrique Rosas regresa a la pintura gracias a una búsqueda espiritual, a Calderón de la Barca y a la fusión entre la cultura China y la cultura Mexicana

Compartir

Escrito por Gabriela Andrade

En el 2018 el Gobierno Chino invitó al arquitecto y artista Enrique Rosas (México, 1972) a exponer su trabajo, dar cátedras en recintos como la Universidad Politécnica de Hong Kong, entre otras series de actividades, mismas que le brindaron un reencuentro con su pincel (el cual había dejado por 5 lustros), herramienta con la que examina los vínculos entre el arte, la ciencia y la tecnología incluyendo campos como la electrónica, la biología y la espiritualidad.

 Fotos cortesía de Rodrigo Vázquez


La colección de obra que en particular se expuso en ciudades de Asia como Bangkok, Yakarta, Seúl, etc., es una progresión geométrica que avanza en complejidad y dimensiones comenzando por un círculo formado por concentricidades que llegan a convertirse en las  topografìas de los volcanes del Valle del Anáhuac.

Así lo explica: “Cuando tuve mis exhibiciones en China, en lugar de que yo tuviera que hacer una explicación, dar un discurso para contextualizar, eran ellos (los Chinos) quienes se acercaron a Mí compartiéndome sus sensaciones, al igual que me expresaron su encuentro con una búsqueda espiritual” compartió el artista ganador del Premio Colección Reserva de la Familia, 2015

 Fotos cortesía de Rodrigo Vázquez



En su más reciente trabajo, Rosas extiende papeles de gran formato en el piso usando un pincel con mango de bambú que adquirió en Beijing, el movimiento se torna en algo muy físico, casi como un arte marcial.

 Fotos cortesía de Rodrigo Vázquez



“UNO” es el nombre de su más reciente exposición en la Galería Lelaboratoire  en donde utilizó la expresión de tres técnicas que se expresan en tres colores distintos y provienen de continentes distintos: tinta china, negro, Asia; grana cochinilla, rojo, América; cianotipo, azul, Europa. Tres técnicas que producen el color mediante distintos procesos de combustión: la tinta china con la quema de aceites a fuego lento, la grana cochinilla reaccionando químicamente con agentes ácidos o alcalinos y los reactivos fotosensibles de la cianotipia reaccionando ante los rayos UV. Diversidades que en el fondo le revelan al artista un solo movimiento a través de su cuerpo, en su caso, es el movimiento del fuego.

 Fotos cortesía de Rodrigo Vázquez



La obra de Rosas  tiene una vocación natural, es decir, son unas piezas que tienen una naturaleza simétrica, una progresión de una geometría, de una secuencia que van círculo, cuadrados, triángulos, pentágono, cuyo nacimiento tuvo debido a su colaboración con la compañía de teatro “El Teatro de Ciertos Habitantes” y que experimenta el proceso de la obra “La vida es sueño” de Pedro Calderón de la Barca.

 Fotos cortesía de Rodrigo Vázquez



“Esta secuencia presentaba una progresión geométrica y evolución del ser que va desde la creación del universo (representado por el círculo), la trinidad (triángulo), los cuatro elementos de la naturaleza (cuadrado) y la representación del hombre (pentágono) y que en el caso de Pedro Calderón de la Barca se expone ante la tentación y cae al vacío. Lo que busqué fue descomponer algunos elementos esenciales del arte geométrico y de la geometría en sí, buscando un lenguaje universal.“afirmó el catedrático de “Cosmonautica, Centre Francilien de l’Innovation, Paris (2011)

Entre sus anécdotas, comparte en exclusiva con Paper Beat sobre su estancia en Beijing, en donde visitó el recinto “El Templo de los Lamas” en el cual  encontró una insignia de un nudo infinito el cual tenía una evocación geométrica, misma que en la cultura China se relaciona con la búsqueda espiritual.

 Fotos cortesía de Rodrigo Vázquez


“La idea de vaciarme que mencionas me hace pensar, casi jocosamente, en Bruce Lee y la idea de tomar la forma del contenedor, “convertirse en agua”, La importancia de aprender a aceptar, ajustarse, sin forma, como el agua, si viertes agua en un vaso, se convierte en el vaso. Entrar al terreno del papel como un torero entra a un ruedo.” acentuó el artista.

 Desde joven al profesor invitado por la Ecole Nationale Supérieure d’Architecture Paris-Val de Seine (2012) e hijo del cineasta Enrique Rosas, siempre le ha interesado el poder de la mente, fue educado con técnicas para controlar su mente con el Dr, Juan del Río Huidobro (autor de ocho libros relacionados con el tema),  lleva varios años practicando yoga, de igual, entre sus técnicas de dibujos, se encuentra la grana cochinilla y no descarta y le encantaría hacer una colaboración en grande en conjunto con  artesanos mexicanos que utilizan esta técnica.

 Fotos cortesía de Rodrigo Vázquez

“La memoria y la percepción son dos conceptos que  juegan a veces ciertos reveses ya que los sentidos pueden condicionar la relación con el mundo y de esta forma, podemos re-escribir nuestra historia usando estos mismos recursos; la memoria puede ser algo que no esté escrito en piedra sino que podamos modificarlo…como en agua o en arena; podemos transformar con el poder de nuestra mente ciertos recuerdos” afirmó  el ganador del tercer lugar de la propuesta del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

 En el 2018, durante una conferencia que dio  Enrique (renderista de la Biblioteca Vasconcelos) sobre la “Memoria y la Percepción” en el Instituto de Diseño de Hong Kong conoció a la terapeuta sonora Giuliana Rivero (México) con quien creó un binomio fusionando el sonido de los Gongs junto con el pincel de Rosas. A esta fusión se le llamó Gong Bath, una experiencia vibracional abierta al público –en su mayoría- que ha crecido y que ha tenido presencia en la Torre de los Vientos del Jardín Escultórico “Ruta de la Amistad” y en la misma Galería Lelaboratoire.

 “La colaboración que hemos desarrollado Giuliana y yo opera en la intención de integrar distintas formas de conocimiento a través de la experiencia. Una fracción de las piezas de la exposición si fueron acompañadas por las vibraciones del gong. Algo que ha resultado muy interesante es el encuentro contenido con el público mientras atestiguan la creación de una obra en ese formato. Es profundamente conmovedor y seguro es algo que evolucionarà. Desde que nos conocimos en Hong Kong hace un año hemos encontrado algunas oportunidades para colaborar y los resultados han ido evolucionando con mucha velocidad.” compartío Enrique Rosas en exclusiva para Paper Beat.

 Fotos cortesía de Rodrigo Vázquez

“El arte es la mejor forma de compartir, y el sonido una de sus formas más puras. El sonido del gong es un sistema inter-vibracional, una manifestación de la creación misma; colaborar con Enrique Rosas, ha sido crear una correspondencia entre la pintura y la experiencia espiritual producida por las ondas de presión múltiples, para llegar a la contemplación de lo esencial.Para ayudar a comprender mejor, cito a Yogi Bhajan precursor de los baños de gong, quien dijo: “Si meditas en el sonido primordial del gong, verás lo no visto, escucharás lo no escuchado y sentirás lo que nunca sentiste”. – Giuliana Rivero

Rosas agregó que:  “La experiencia del Gong Bath lo relaciono con el arte de la memoria, el poder acceder a estos recuerdos re-escribir las respuestas emocionales que se tienen ante ellos”

 Fotos cortesía de Rodrigo Vázquez

Esta sugestión que se presenta de manera ceremonial, enaltece la dirección de compendios reunidos en el testimonio de las pinceladas de Rosas, mismas que abren el campo para regresar al origen, en este caso, al “UNO”.

Acerca de la autora: Gabriela es productora en una compañía de cine y televisión independiente con producciones cinematográficas en 4 continentes; sus habilidades creativas la convierten en colaboradora de varios medios escritos donde escribe sobre Arte, Cultura e Innovación. Es licenciada en Artes, con una especialización en Comunicación y Publicidad y Cine y TV de Bond University, Australia. Tiene estudios de Humanidades y Arte de Harvard, de Psicología de la UQ, estudios de Pobreza y Desarrollo Social, así como un programa de Emprendimiento del MIT, entre otros. Gabriela es miembro de diversas organizaciones sin fines de lucro como la Asociación de Amigos del Museo de Arte Popular, Asociación de Amigos del Museo de Arte Moderno, Patronato Ruta de la Amistad, Restore Coral, VR Fest y Home Storytellers, entre otras. Ha contribuido con el centro de innovación y estrategia EY Wavespace de la consultora Ernst & Young. En el 2016 fue invitada por la Universidad de Cornell para cursar un MBA. Entre los países en lo que ha vivido, trabajado y/o estudiado se encuentran Mexico, Australia, Indonesia, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos.

Facebook Comments
xxx tube