CARGANDO

Escribe para buscar

Arte Social/noticias

El arte de Juan Carlos Mendoza

Compartir

“De repente conozco a una niña, o voy al mar, o me tomó un drink o pienso en alguna cosa que me gustaría pintar…”

Juan Carlos Mendoza nos cuenta en esta entrevista sobre sus inspiraciones y cómo comenzó su carrera como artista.

Podrías contarnos un poco sobre cómo surge tu interés por el arte y la pintura

El interés por el arte lo he tenido de toda la vida, desde muy niño mis papás me llevaban a museos, donde fui empezando a adquirir una memoria visual. También soy totalmente autodidacta, nunca tomé clases de pintura. Pinto desde que tengo uso de razón, de muy chico siempre iba con mis papás a desayunar a hoteles en Polanco, por ahí había una florería que fue en donde comencé a notar a las abejas, no se por qué, pero siempre me encantó dibujarlas en cualquier cosa que tuviera a la mano, menús, hojas, servilletas, etc. De ahí fue que seguí con lo demás.

¿Cómo fue el cambio de ser abogado a volverte artista? ¿Qué fue lo más difícil?

Sólo estudié derecho para tener una carrera alterna, para esa cultura extra, pero siempre he pintado, siempre he sido artista, nunca ejercí, pero si disfrute mucho la carrera.

¿En cuánto vendiste tu primera pintura y a quién?

No me acuerdo, no era como ahorita que tengo una persona encargada de vender mi obra, de hecho antes yo solo pintaba para mi. Comencé a exhibir mis pinturas solo porque me buscó una marca. Lo que surgió porque en un desfile de modas conocí a una niña que resultó ser la directora de una boutique de Mont Blanc y había visto una colección de mi obra hecha en papelería de hoteles, con plumas que me habían regalado mis papás. Le gustó tanto que habló con el director de Mont Blanc en México y Alemania para hacer una exposición que terminó siendo muy interesante. Ahí fue donde, por primera vez, coleccionistas y prensa conocieron mi trabajo, fue realmente un gran impulso. Después los coleccionistas comenzaron a interesarse por mi obra, pero ya sin los patrocinios, si no por la obra en sí.

¿Cuál ha sido el mayor reto que has enfrentado como artista mexicano?

En realidad, yo creo que es un reto individual, actualmente en México y en el mundo el arte es muy de cada quien. Yo no tengo un horario para pintar, pinto cuando de verdad se me antoja o cuando enserio tengo alguna inspiración, normalmente en la noche, y siempre he pintado para mi. 

¿Cómo te llega la inspiración?

De repente conozco a una niña, o voy al mar, o me tomó un drink o pienso en alguna cosa que me gustaría pintar. Viene totalmente de mis emociones y lo uso para expresar mis sentimientos.

Tus obras se caracterizan por usar distintos tipos de soporte y materiales, ¿qué es lo que buscas con ello?

No busco nada en particular, por ejemplo, los libros me gustan muchísimo, por eso agarro algunos de mis libros favoritos y pinto sobre sus páginas, como para darles un segundo aire. Me gusta mucho la textura que agarra el óleo con ese papel, toma una textura muy particular al mezclar las pinturas con esas hojas, sobre todo en libros antiguos. También uso telas, no siempre libros. Llevo casi 7 años usando solamente óleos.

Tus obras exponen una relación íntima con las imágenes de lo animal, ¿qué opinas sobre la afirmación de que el siglo XXI se verá obligado a repensar su relación con lo animal, con lo bestial, que ya comienzan a llamarle lo realmente “Otro” o la alteridad radical del ser humano?

Ojalá, yo creo que eso también está en cada quien, todos los días tenemos mensajes en las revistas, en las redes, en el radio, por ejemplo, de las abejas que es un insecto esencial, que sin ellas no hay vida y, sin embargo, aún sabiendo eso hay gente que se le para una abeja encima y la mata. Yo creo que ojalá eso sí pasara, que todos tuviéramos una visión diferente de los animales y una mejor relación, iba a decir más humana, pero yo creo que debería ser más animal. Los humanos, ya sabes… en Japón que cazan ballenas casi por deporte, hacen peleas con perros, a los rinos, que son unos de mis animales favoritos, les cortan los cuernos por una estupidez. Si realmente aprendiéramos de los animales, a relacionarnos con ellos, sería un mundo mucho mejor. Más que de lo ecológico, soy partidario de un trato digno para todos.

¿En qué te inspiras para crear una obra?

Mis influencias son estar viendo arte todo el tiempo. Hay un libro que se llama El ladrón de arte, que dice que no basta con ver, hay que observar. A mi me gusta ver de todo, las fotos, los paisajes, los edificios, la arquitectura de las casas, las personas, la ropa, todo… Todo eso hace que uno tenga un “feeling” visual y al final todo lo que uno ve se convierte en lo que sacas, en lo que pintas o en lo que dices. Yo tengo una memoria de lo que me gusta muy corta, no soy de seguir a muchos artistas, aunque no solo me fijo en eso, si no más allá. El pintor mexicano que más me inspira es Tamayo, me gusta mucho su obra, su colorido, la geometría, el manejo del color, etc.

Si pudieras darle 3 consejos a los jóvenes artistas que buscan empezar su camino en el mundo del arte, ¿cuáles serían?

Que si les gusta, vayan para adelante, como dije, el arte es algo muy individual, si tú quieres pintar hazlo y se acabó. No es algo lineal, para llegar a algún punto está lleno de subidas y bajadas, no es un camino, es un laberinto.

Si pudieras elegir a 3 pintores favoritos, ¿cuáles escogerías y por qué?

Klimt me gusta mucho, los colores que usa se me hacen muy románticos y su obra es muy expresiva. Me gustan todas las épocas de Picasso, es un artista muy versátil, hacía piezas con carbón, hacia cubismo, hiperrealismo… Mucha gente piensa que el cubismo es solo de Picasso, pero no, él se lo apropió. Y por último Tamayo, esos son tres de mis artistas favoritos. Y fuera de pintores tengo ahorita mucho en la mente a Freddy Mercury, me gusta mucho su música y siempre fue un artista muy auténtico. Estaba viendo un cuate, que es editor de una revista en Nueva York, que decía que si quieres escribir no te metas a un curso, sino que escribas, así es Freddy Mercury, nunca dejó que le dijeran qué hacer y siempre fue original. María Callas también me fascina, se me hace una gran inspiración, fue una mujer que, además de una gran voz, también tuvo muchos altibajos amorosos y fue una gran artista.

Facebook Comments